Esu habla de la Ira y la Conexión

Esu, ¿qué es la ira? ¿Cómo lidiar con la ira contra nosotros mismos y contra otras personas? ¿Cómo acercarnos a situaciones en las que niegan lo que sentimos que es la verdad? ¿Cómo nos comunicamos con los que no quieren conectarse? ¿Cómo enseñamos? Hago estas preguntas porque nuestro propósito es guiar a otros y trabajar para desarrollar la conciencia.

Jess, hablemos de estos temas. Hay un malentendido con que la ira es justa. La ira es una reacción emocional que es como un vómito de recuerdos y experiencias pasadas. Las personas se sienten frustradas o decepcionadas porque algo que creían que debería suceder no lo hizo. La química de su cuerpo les hace perder el enfoque racional y comienzan a actuar espontáneamente, sin considerar lo que es más práctico y productivo. Les gustaría sentir correctamente, pero no pueden por el apego a los pensamientos habituales.

El resultado de la ira es más ira. Los actos impulsados por sentimientos de ira, por lo general no llegan a la meta, que, antes que nada, está en la causa de la ira. La única manera de desactivar el bloqueo mental al que conduce la ira, es contrarrestar el ataque con una inesperada falta de respuesta. Esto no quiere decir ser pasivo. Ni quiere decir que se ignore el  ataque.  Quiere decir que se ha de usar una respuesta razonada que no agrave la sensación de carencia o de insuficiencia de la otra persona. Ya que la ira se edifica sobre una sensación de fracaso. La ira es un sistema de apoyo para la insuficiencia.

Recuerda esas sentencias bíblicas que cito diciendo: «El que esté sin pecado que tire la primera piedra.» «Pon la otra mejilla.» «Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios». No se metan en ataques emocionales. Se alimentan de actitudes y percepciones que no son de Dios. Dios no carece de emoción. Dios es amor y no puede haber nada más grande que el sentimiento que Él tiene por cada uno de ustedes. Pero los sentimientos utilizados sin el componente del pensamiento, están mal aconsejados. Los sentimientos del hombre están coloreados por sus experiencias y sus conocimientos. No puede confiar en ellos a menos que esté seguro de que también son los sentimientos de Dios. Dios declara hechos audaces, pero no se burla de una parte de su creación. Él ve el error de estas concepciones y se decepciona cuando se vuelven contra Su Verdad.

Pero incluso en su decepción, ÉL ofrece una oportunidad para que cambien. Les permite ver la situación en sus verdaderos términos y ofrecer una solución que ellos puedan entender. No se burla de su creación porque no siga sus ideas. Él no señala el error de sus creencias, sino que ofrece direcciones alternativas por las que ir que ellos las puedan elegir. Si no hacen esta elección, ofrece otras hasta que no quede más que una sola opción. Les habla mediante cualquier vía por la que llegar hasta ellos.

Hablen con los demás con calma y con sentido. No se burlen de su falta de percepción o conocimiento.  Acepten el hecho de que se les ha enseñado una serie de ideas y que ahora están enojados porque sus expectativas no se están cumpliendo.  Encontrarán alguna manera de hablar con los que pongan a prueba sus propias percepciones en lugar de antagonizar aún más con ellos. Ofrezcan información de la que están seguros que es correcta y háganlo de manera que proporcione una sensación de apoyo para su propia capacidad de captar una nueva idea. No fuercen alimentar ideas. No hablen de hechos que ellos no tienen forma de entender.  Propicien un diálogo con ellos por cualquier conducto posible y que les permita aprender. No presuman de que su método es lo que ellos necesitan. No presuman de que son superiores porque tienen más información. Ustedes no tienen forma de saber cuál es la senda de la vida de una persona a menos que pregunten al respecto. Pueden criticar sus decisiones o sus actitudes sólo cuando sepan por qué las han elegido.

No hay razón para culpar a otros por el hecho de que ustedes tengan sentimientos de ira. Observen lo que está haciendo que se enojen y, en primer lugar, eliminen los recuerdos de las experiencias que han causado este bloqueo. Una vez que hayan eliminado sus propios bloqueos y preconceptos emocionales, pueden hablar sobre cómo han sido sus propias experiencias en la eliminación de los mismos. Otros pueden aprender de su ejemplo, o puede que no.

Trabajen para hacer los cambios de una manera positiva. Vean los problemas y deseen cambiarlos. Este es el compromiso con el propósito.  No es ira; es dedicación y determinación. Esta actitud resulta más hábil que caer en los patrones habituales a causa de la ira y las llamaradas emocionales.

Esu

Traducido por Mario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA