Esu Habla de Diversos Temas

Esu, comencemos.

Jess, este va a ser un debate amplio sobre muchos temas. Es un buen momento para que trasmita un material que va a ser importante en estos  próximos días y semanas.

Muchos de vosotros veis cómo va el mundo -sus juegos de poder y de dominación física. Yo estoy muy consciente de los orígenes y las expectativas de estas acciones, quién tira de los hilos y quién está siendo engañado. El hombre ha creado este callejón sin salida, por desgracia, y será su responsabilidad resolverlo. Podrá pedir tanta ayuda como necesite, tanto física como espiritual, aunque lo más frecuente es que actúe como si él no pudiera encontrar la solución por su propia cuenta.

Los problemas más candentes están interconectados, un conjunto de acciones se basan en la posibilidad del cambio en otras secciones diferentes. La agresión militar se basa en la esperanza de la seguridad económica; los riesgos económicos se basan en la presunción de soberanía. El control gubernamental depende de su poder para determinar el comportamiento. El comportamiento de la gente se manipula a través de una condicionada falta de conocimientos. Las preferencias educativas dictadas y las enseñanzas religiosas politizadas, juegan un papel importante en la restricción de la capacidad del hombre para percibir con objetividad.

Esta maraña en las necesidades culturales, en general, se opone a cualquier tipo de discernimiento razonado. El hombre pasa a través de sus actividades sin, a penas, cuestionarse sus propósitos. Está encerrado en una existencia que le impele a utilizar sus capacidades físicas sin cuestionarse nada. Cualquier sentimiento de recelo o insatisfacción se etiqueta como desleal con el programa superpuesto.

La noción de un hombre incapaz de examinar la efectividad de su situación para el propósito de su vida, es totalmente contraria a la misión espiritual con la que fue creado, y que ha de llevar a cabo. El hombre es una extensión de su Creador, y, como tal, está diseñado para explorar y experimentar para Él. La Creación no es sino una idea manifestada para que permita aprender de su propia manifestación.

Un error en la percepción del lugar particular del hombre en la creación ha contribuido en el tipo de problemas que él mismo ha desarrollado. Para acabar con los elementos que se rebelaron contra su plan para el Universo, el Creador puso sus peores antagonistas en cuarentena espiritual con el fin de evitar una implicación directa con sus planes. A  los rebeldes no les quedó otra sino redescubrir la verdadera naturaleza del propósito de la Creación a través de sus propias experiencias.

Los primeros Supervisores de la Tierra se vieron envueltos en la rebelión y el hombre, que intencionalmente se encarnó aquí, evolucionó sin una conciencia directa de su verdadera naturaleza espiritual. La reconexión con su espíritu se mantenía como una posibilidad, pero eso requería una buena disposición para cultivar la alineación con el conocimiento universal más allá de las necesidades individuales básicas. El desarrollo espiritual del hombre se complicó aún más por una hibridación física llevada a cabo por los exploradores de fuera de este mundo que trataban de explotar los recursos de la Tierra. Se creó un ser humano más fuerte físicamente, pero mentalmente subordinado  a los deseos de sus controladores.

Para ayudar al hombre a crecer más allá de las limitaciones impuestas, muchos maestros y ejemplos de la verdad y la belleza surgieron a lo largo de la historia para despertar una comprensión de su propia existencia más allá de lo rutinario. El  arte, la filosofía y las creencias religiosas han crecido todas a partir de su inspiración. La comprensión del hombre de estas verdades espirituales, por desgracia, ha quedado empañada y distorsionada. Unos pocos, encarnados con la necesidad de imponer sus ideas a los muchos, han estado utilizando estos ejemplos para sus propios fines. Los símbolos de la verdad espiritual universal siguen estando desvirtuados de su pureza y convertidos en herramientas para el control y la manipulación.

Esta manipulación sólo cambiará cuando el hombre comience a modificar la visión de sí mismo y de su existencia. Hemos proporcionado numerosos ejemplos y enseñanzas durante décadas con menos provecho de lo que esperábamos. Algunos entre los más perspicaces han desarrollado la capacidad de verse a sí mismos de manera objetiva y de ver la desconexión que muestran sus vidas respecto a los deseos del Creador. La mayoría, sin embargo, permanece ciega a los daños causados ??por su comportamiento controlado.

Si bien no hemos renunciado a  que el ser humano consiga realizar su necesidad de realinear su propósito individual con el de su Creador, hemos decidido seguir adelante con una agenda más grande en la que el hombre es sólo una parte. La Tierra y su sección en el universo del Creador deben cambiar la frecuencia de su energía elevándola a un nivel dimensional más en sintonía con la intención de su diseño original. Como resultado de ello muchas manifestaciones de desequilibrio y desarmonía van a cambiar o se eliminarán por completo, para que así, esta parte de la creación, funcione más en sintonía con la verdad espiritual. La dirección egoísta del hombre por el control y la soberanía llevó, en el pasado, a vuestro planeta a un nivel de daño tal que se consideraba prácticamente irreparable. La Tierra fue limpiada casi por completo para que pudiera empezar de nuevo durante varios miles de años con nuevos mandatos dimensionales. Si eso no hubiera sucedido, el hombre habría sido eliminado junto con todas las otras aberraciones dañinas.

La situación cambió cuando un número suficiente de la población terrestre comenzó a ver el propósito mayor en relación con su existencia anteriormente miope. Comenzaron a entender que el hombre tenía una misión espiritual mucho más elevada en la Tierra. En lugar de verse a sí mismos como seres desconectados que luchan por encontrar algún tipo de definición de su identidad, se dieron cuenta de que cada hombre era parte de una vasta red espiritual, una extensión de la visión universal del Creador.

El hombre también comenzó comprender que él era el responsable de la forma en que vivía dentro de ese universo. Vio que todas sus acciones y reacciones eran extensiones de su propia percepción. Las decisiones basadas únicamente en el interés propio se reconocían como que, con frecuencia, estaban desalineadas con las intenciones espirituales más elevadas. Las acciones basadas en estos motivos personales tienden a ignorar los intereses de otras personas. Esta egoísta falta de consideración llevó a desacuerdos y a verdaderos conflictos. La historia del hombre en este planeta ha sido la de los intereses egoístas y el dominio sobre los demás. Los habitantes de la Tierra hace mucho tiempo que abandonaron su alineación espiritual con la verdad del Creador para centrarse en la gratificación sensorial y la satisfacción personal. Los logros del hombre han sido una especie de arreglo como resultado de las obras que no han ejemplarizado las verdaderas posibilidades co-creativas que se modelan a partir de las verdades universales.

El deseo de control se ha manifestado en la codicia y las restricciones. Los que tienen éxito en acaparar más han creado un sistema para prevenir que otros tengan más éxito. Los recursos se controlan y reparten en porciones controladas. Este sistema beneficia a los que dirigen el proceso, pero roba a los que están siendo manipulados. Más control engendra más gobernabilidad sobre los controlados. Los sistemas culturales se han desarrollado para asegurar la permanencia del control. Se elimina la posibilidad de otras opciones y, a la larga, la experiencia del hombre inmerso en este comportamiento dictado le adormece en un sentimiento de apatía irreflexiva. Todo ello amplificado mediante continuas explicaciones coordinadas y comunicados con información limitada. Como resultado, los manipulados no se dan cuenta de que no controlan nada.

Los que han asumido el poder sobre los recursos del planeta dictan los asuntos políticos de los gobiernos supuestamente representativos con el fin de controlar a su electorado. Los funcionarios electos ignoran a los que hablan y negocian con los agentes del poder, así aseguran su puesto en el grupo de control. Para aplacar a los votantes, los funcionarios emiten imágenes falsas que ocultan la verdadera realidad de la existencia del hombre. Los temores a que se pueda fomentar la desconfianza y la ira y el evitar cualquier tipo de examen más detenido, se intensifican. Las verdades a medias se baten continuamente para evitar cualquier cosa que vaya más allá del simple conocimiento superficial.

Esto está cambiando. Cada día más y más gente despierta a la verdad de que están siendo controlados. La embestida de la verdad espiritual es imparable en este momento.

Se tomó la decisión de que la Tierra tenía que cambiar y, ya que bastantes de sus habitantes están despertando a, por lo menos, un atisbo de la visión del Creador, hubo un acuerdo en el que el Hombre también ascendería junto con su entorno. Esa decisión no tenía precedentes y las ramificaciones implicadas en la elaboración de ese proceso han hecho este camino a la ascensión más difícil de lo esperado. El gran número de personas involucradas son uno de los factores,  junto al colapso del planeta, los niveles críticos de sus estados de conciencia y preparación física, que han afectado a la línea de tiempo para llegar al momento óptimo.

Una vez aquí, las dificultades se han resuelto y el proceso ha comenzado, aunque los que tratan de controlar a la humanidad todavía se resisten a esta transformación inevitable. Están luchando al  límite con cada uno de los esfuerzos que pueden imaginar para conservar lo que ven que se les escapa. Las decisiones son cada vez más irracionales y desesperadas. Los rumores de guerras son humo y táctica de espejos que utiliza la memoria emocional del hombre para bloquear su capacidad de discernir la locura de las intenciones de sus líderes. La propaganda en voz alta que acompaña a estas amenazas enmascara convenientemente la bancarrota moral y financiera de los que claman por la guerra. Los que están, de hecho, controlando el dinero, están utilizando a los líderes del gobierno en la fabricación de estos escenarios para la invasión, no por razones idealistas, sino para aumentar sus ingresos al tomar el control de los activos de otra nación.

No os dejéis engañar. No aceptéis una explicación que no hayáis determinado por vosotros mismos. Examinar lo que está sucediendo. Discernir los motivos que dan lugar a los acontecimientos. Seguir el hilo de los beneficios para ver quién se beneficia de todo ello. Una vez hecho esto, mirar a ver qué papel jugáis en esto. Cada persona sólo puede controlar sus propias circunstancias individuales, pero si sus decisiones están alineadas con el propósito espiritual más elevado del Creador, cada acción afectará a muchos otros más allá de la propia situación. Recordar siempre que tenéis que actuar con vuestra responsabilidad  personal conociendo el porqué decidís actuar de una manera determinada. Una vez hecho esto, estáis empezando a involucraros en la red humana de la que sois parte.

Ha llegado el momento de iniciar esto. Ha llegado el momento de comenzar a alejarse del caos hacia la expresión gloriosa del propósito del Universo. El cambio está llegando y todos debéis abrazar vuestro rol.

Esu

Traducción, MP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA